23 septiembre 2016

Jean-Baptiste Tati Loutard, Abandonado a la corriente

¡Cuántos ríos en mi vida me han mostrado su curso,
Sinuoso o torrencial, color de plomo o transparente!
Senegal, Nilo, Sena, Ganges, Tíber y Volga,
Y el Congo, al discurrir por mis pestañas
Como en su lecho diario.
Y luego se allegó la amante inevitable:
La mar, lengua azul, bajo el paladar del cielo;
Pasa entre las gaviotas y las algas.
(Árboles microscópicos de vetustas florestas
Roídas por la sal y los gorgojos de los siglos.)
He consumido ya múltiples soles,
Y por ello, en el agua, mi memoria se vuelca
Muero y revivo como el mar
En cada soplo que tendría que exhalar;
En vez de olas, deseo noctilucas
Para ver si mi doble entre los hombres
Puede ser refulgente.

Jean-Baptiste Tati Loutard
República del Congo
15 de dicciembre de 1938/
Paris, Francia,4 de julio de 2009

3 comentarios:

zUmO dE pOeSíA (emilia, aitor y cía.) dijo...

noctiluca

Del lat. noctilūca 'la que luce de noche'.
1. f. luciérnaga.
2. f. Zool. Protozoo flagelado, marino, de cuerpo voluminoso y esférico y con un solo flagelo, cuyo citoplasma contiene numerosas gotitas de grasa que al oxidarse producen fosforescencia. A la presencia de este flagelado se debe frecuentemente la luminosidad que se observa en las aguas del mar durante la noche.

AMBAR dijo...

Profundas tus letras Trini.
Y sí abandonados a las corrientes de emociones de la vida nos encontramos la mayor parte de tiempo, esas corrientes son situaciones que nos roban la paz.
Un abrazo.
Ambar

TriniReina dijo...

Ambar, no son mis letras, qué más quisiera yo.
Son los versos, el poema de Jean-Baptiste Tati Loutard