19 enero 2017

Marisa Pintos López, Nítida melodía

No se cierran los ojos
ni se taponan los oídos
a la música del dolor.

Lo que hoy se canta
mañana duele.

Aunque transites
con la bruma en el alma,
con el amargo sabor en la boca,
¡luchas!

No hay pies descalzos,
mochila en la espalda
o meta lejana.
Intentas la alta cumbre
de la dicha.

Nítida melodía.

Marisa Pintos López
España

1 comentario:

Mª Jesús Muñoz dijo...

Es cierto lo que dice Marisa Pintos...Hemos venido a luchar y seguimos hasta el fin, mirando hacia la dicha...
Gracias por traerla, Trini.
Mi abrazo y mi cariño.