13 marzo 2017

Ana Mª Rossetti, Siempre nocturno

Cada noche implacable, cada noche,
la ginebra cimbrea visiones y deseos,
y un lamento de intolerable ansia
-dice llamarse música- exhausta se sucede.
Y el neón carmesí, cordoncillo enredado
en la pálida estrella de la aurora
sólo es sangre delgada. Despedida.

Ana Mª Rossetti
España

San Fernando, Cádiz, 15 de mayo de 1950

No hay comentarios: