15 marzo 2017

Jorge Cadavid, Un cazador de orquídeas

El estrago de las orquídeas cesó.
Algunas se extinguieron para siempre
de la faz de la tierra.
Empezó la era de la colonización.
Las orquídeas poblaron todo el planeta.
Hay especies en Alaska, Siberia
e incluso en Groenlandia.
Para adaptarse a condiciones
de vida tan diversas, las orquídeas
han demostrado que poseen
una gran capacidad de imaginación.
Linneo suponía, como Aristóteles,
que las orquídeas vivían
sólo del aire, como los poetas.

Jorge Cadavid
Colombia
Pamplona, Colombia, 1962