23 mayo 2017

Valerio Magrelli, Si todo debiese andar bien

Si todo marchara bien,
realmente bien, sin incidentes o desgracias,
al fin llegará la temblorina.
Veo vibrar a amigos más viejos,
de manos y barbillas temblorosas.
Hablemos, pues, de este movimiento,
del viento que sopla desde adentro
y continuamente sacude
las hojas de los dedos.
Por lo tanto, es ésta la constante
agitación neurológica que me aguarda
si todo, pero todo, marcha bien.
Y me trasformaré en un abedul
o en un ciprés a orillas del río,
en ese tremolar de luces
alzadas por la brisa.
Seré soplo, me haré soplar,
como ropa tendida bajo el sol.

Valerio Maguelli
Italia
Roma, 10 de enero de 1957
 

No hay comentarios: