22 septiembre 2012

Sin edad (Irene Sánchez Carrón)

Es tarde para la rosa.
Es pronto para el invierno."
Dulce María Loinaz

Hoy sueño que caminas a mi lado
y juegan en el suelo nuestras sombras
como gráciles aves sin edad.
Y la sombra sin edad de tu mano
acaricia un lugar en el suelo
donde podría estar mi corazón.
Y la sombra sin sombras de mis labios
busca el lugar exacto
donde dejar los besos, las palabras.

La soledad es sólo
el peso de tu nombre en la memoria.

Irene Sánchez Carrón

Photobucket

3 comentarios:

MUCHITA dijo...

Debo haber sentido eso alguna vez.

Besos mil.

José Manuel dijo...

La soledad de la mano de los recuerdos. ¡Cómo se añora la ausencia!

Besos

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

Hermosa poesía. Sin duda, la soledad es una bendición que nos permite conocernos mejor. Pero desde la soledad echamos de menos a quienes amamos. La metáfora del poema me parece preciosa. El nombre de una persona amada puede llegar a pesarnos tanto... incluso en el recuerdo de lo que fue