28 junio 2014

Susana March, Amor II

¡Porque yo sé que tengo tanto amor en los brazos!
Así me pesan, hondos, graves como la vida,
un hijo o un amante, o un ramo de jazmines,
o un retazo de viento, o el talle de una amiga.

Aquí, en los brazos, siento gravitar las estrellas,
el pecho de Dios mismo, la dorada gavilla,
el vuelo de los pájaros, el corazón del mundo,
el peso inagotable de mi melancolía.

Aquí, en los brazos, todo. Los hombres y los astros,
el fuego de la tierra quemándose a sí misma,
las ilusiones rotas, los sueños consumados,
y las generaciones que arrancan de mi vida.

Aquí, en los brazos, todo. El peso de los años,
el peso misterioso de mi propia semilla,
la sinrazón del mundo pesando su mortaja
¡y el peso obsesionante, mortal, de la ceniza!

Susana March
España
Barcelona, 29 de enero de 1918/21 de diciembre de 1990

2 comentarios:

maria del carmen nazer dijo...

Realmente es una joya. Un poema de lujo.
La última estrofa cierra maravillosamente,.
Besos de luz.
¡Feliz finde !

Mª Jesús Muñoz dijo...

Me encanta la profundidad de esta poeta, que es consciente de que en cada uno late el mismo universo con sus luces y sus sombras...Llevamos en nuestros brazos todo el misterio y el sentido de la vida y ella nos lo explica maravillosamente.
Mi gratitud y mi abrazo grande por traerla, Trini.
Feliz domingo, amiga.
M.Jesús