15 septiembre 2013

Karmelo Iribarren, Malos tiempos

Ándate con cuidado.
Que no se entere nadie
de que lo pasas bien,
que tu vida funciona
y eres feliz a ratos.
Hay gente que es capaz
de cualquier cosa,
cuando ve una sonrisa.

Karmelo Iribarren 
España
San Sebastián, 19 de septiembre de 1959 
Photobucket

8 comentarios:

maria del carmen nazer dijo...

Bueno ... estos tiempos son muy conflictivos. Está todo patas arriba. ¡Me gustó !
MUCHOS BESOS.:)

Una mirada... dijo...

Pues tal vez sea cierto que haya personas que detesten esa felicidad a ratos que revolotea en las expresiones ajenas. Pero hay tiempo para todo, incluso para envolverse en la dicha y encerrar los malos momentos en la parte menos accesible del pensamiento.

Que también tú pintes sonrisas, Trini.

José Manuel dijo...

La felicidad ajena crea muchas envidias. Un poema muy original.

Feliz día
Besos

Narci M. Ventanas dijo...

Una gran verdad, desgracidamente.

Besos

Marisa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Marisa dijo...

Hay muchas verdad en esta poesía.
Saludos!Me encanta!

MAJECARMU dijo...

Un poema que nos hace pensar,Trini...A veces la mente humana es capaz de hacer cualquier cosa por envidia,cuando ve que los demás son felices...La verdad es que este pensamiento nos sobrecoge...
Te dejo mi gratitud y mi abrazo inmenso, compañera y amiga..
Espero que estés bien, se echan de menos tus publicaciones.
Te envío todo mi ánimo y mi cariño.
M.Jesús

Una mirada... dijo...

Una rápida visita para depositar un beso tierno en tus mejillas y desearte lo mejor tras tu impasse hospitalario.
Descansa. Cuidate. Recupera fuerzas. Déjate mimar.

Besos.