12 abril 2011

Pier Paolo Pasolini, Al príncipe

Si regresa el sol, si cae la tarde,
si la noche tiene un sabor de noches futuras,
si una siesta de lluvia parece regresar
de tiempos demasiado amados y jamás poseídos del todo,
ya no encuentro felicidad ni en gozar ni en sufrir por ello:
ya no siento delante de mí toda la vida...
Para ser poetas, hay que tener mucho tiempo:
horas y horas de soledad son el único modo
para que se forme algo, que es fuerza, abandono,
vicio, libertad, para dar estilo al caos.
Yo, ahora, tengo poco tiempo: por culpa de la muerte
que se viene encima, en el ocaso de la juventud.
Pero por culpa también de este nuestro mundo humano
que quita el pan a los pobres, y a los poetas la paz.
Pier Paolo Pasolini
Italia
Quartiere Santo Stefano, 5 de marzo de 1922

 Ostia, 2 de noviembre de 1975

4 comentarios:

María del Carmen dijo...

OCASO DE JUVENTUD
QUE TRAE APAREJADA UN DESENLACE FATAL...

CULPA... DE ... CULPA ...DEL HOMBRE MISMO Y DE TODOS... LA HUMNIDAD Y SU ORIGEN... QUIZA...

MUY BUEN POST.

Te invito a mis blogs para ver los nuevos posts.

Allí te espero con mate, regalso y lágrimas...

Un abrazo
Marita García

mis blogs
www.walktohorizon.blogspot.com
www.cuerposanoalmacalma.blogspot.com
www.panconsusurros.blogspot.com
www.lasrecetasdelaabuelamatilde.blogspot.com
www.newartdeco.blogspot.com
www.cosechadesentires.blogspot.com

carmensabes dijo...

Intensísimo y triste. Habla de la indeferencia y del ocaso y lo dice tan bonito que resulta todo menos turbio.

Me gustó muchísimo.

Maritza dijo...

Tremendamente intenso y profundo, con su mirada particular. Me llama la atención el desconsuelo total y la fotografía además. Ese gesto habla por si solo.

Muy bueno.

Abrazos grandes.

José Manuel dijo...

Versos desoladores donde muestra un desconsuelo intensamente bello.

Besos