10 abril 2011

Dulce Chacón "Intemperie"

Era el domingo pasado
de hace mucho tiempo,
venía
con un paraguas en cada mano,
por si llovía por las dos partes.
Y es que uno nunca sabe
si está bien protegido,
a veces llueve sólo la palabra
y moja o no moja según los labios,
o llueve un sueño circular
que se pega a la piel.
¿Quién puede protegerse de un sueño?
¿Quién puede calcular el dolor
y preparar la defensa
de acuerdo a su peso?
Era domingo
y no llovía.

Dulce Chacón
España
Photobucket

5 comentarios:

Oréadas dijo...

Precioso poema Trini, me ha tocado de lleno, a veces no llueve pero la tormenta estalla en el interior.
Un beso

carmensabes dijo...

Es cierto, nunca se sabe por donde vendrá esa lluvia que nos calará...

Muy bonito.

Carmela Rey dijo...

Gracias por compartir este bello poema Trini. Jamás pensé en llevar dos paraguas, será que no sabía que era la solución para protegernos de la palabra o de los sueños. Hermoso.
Un abrazo

Maritza dijo...

Me encantó su juego poético de palabras y verdades, que plasma como si nada... y dice tanto y tanto.

Otra belleza!
:)

Esilleviana dijo...

Sabes que me encanta Dulce Chacón y no solo por ser medio paisanas...si no también por su naturalidad y sencillez, pero no por ello, trata temas baladís. Un poema precioso.

un abrazo.