07 junio 2011

Magda Isans, Morir... mañana

Es tan triste pensar que un día,
quizá aun mañana, los árboles de la calle
allí dónde hoy los ves, allí permanecerán
y crecerán, mientras nosotros nos pudrimos.
Tanto sol, Señor, tanto sol
habrá en el mundo aun cuando nosotros no estemos;
cuantas estaciones, cuantas lluvias
resbalarán por los húmedos cabellos...
Y esta hierba también rebrotará,
y la luna no dejará de inclinarse
sorprendida, sobre el agua que de correr no cesará,
sólo nosotros no tendremos una próxima vez.
Y más extraño me parece que
se pueda encontrar tiempo para el odio,
aun cuando la vida no es más que una gota
que llena el espacio entre un minuto
y otro- y me parece tan incomprensible
y triste que el cielo no admiremos una y otra vez,
que no recojamos flores, que olvidemos sonreír,
nosotros, los que tan de prisa vivimos para morir.

Magda Isanos
Rumania
Lasi, 7 de abril de 1916/

Bucarest, 17 de noviembre de 1944
Photobucket

4 comentarios:

carmensabes dijo...

La vida es un suspiro, tiene razón Magda, habría que atrapar sólo lo positivo.

Besitos.

fgiucich dijo...

Por eso es necesario vivir intensamente todos los días de la vida. Abrazos.

Maritza dijo...

Un bello poema lleno de reflexiones de vida...
Interesante, Trini.

Abracitos para ti.

Esilleviana dijo...

Quiero los retratos y los rincones
en donde las silencios se esconden para ronronear
como gatos solitarios.
La casa se llena de vuelos y de cortinas sonámbulas...

Quisiera ir a buscar en la cómoda de madera
(donde la luz cae como un impulso)
naranjas y manzanas y encontrar en la ropa
los manos de una niña... matas delicadas...


No conocía a esta mujer.
gracias por descubrirnos a tan buenos y buenas autores.

un abrazo