27 febrero 2012

Bertolt Brecht, Contra la seducción

No os dejéis seducir:
no hay retorno alguno.
El día está a las puertas,
hay ya viento nocturno:
no vendrá otra mañana.
No os dejéis engañar
con que la vida es poco.
Bebedla a grandes tragos
porque no os bastará
cuando hayáis de perderla.
No os dejéis consolar.
Vuestro tiempo no es mucho.
El lodo, a los podridos.
La vida es lo más grande:
perderla es perder todo.

Bertolt Brecht
Alemania
Augsburgo 10 de febrero 1898 / Berlin 14 de agosto de 1956
Photobucket

3 comentarios:

José Manuel dijo...

La vida es el tesoro mas preciado que tenemos, pero la muerte es un ladron siempre al acecho que termina por arrebatarnoslo.
Me ha gustado mucho, gracias por compartirlo.

Besos

Lola dijo...

Perderla es perder toda oportunidad para seguir viviendo... genial las palabras utilizadas. Besos Trini

Hung dijo...

Fantastic!