26 marzo 2013

Wislawa Szymborska, Agradecimiento

Mucho debo
a quienes no amo.

El alivio de enterarme
que intiman con otros.

La alegría de no ser
el lobo de sus ovejas.

 En paz estoy con ello
y en libertad,
dos cosas que el amor no puede dar
ni sabe tomar.

No los espero
 yendo y viniendo de la puerta a la ventana
con la paciencia
de un reloj de sol,
comprendo
lo que el amor no comprende,
perdono
lo que el amor jamás perdonaría.

Entre una carta y una cita
no trascurre una eternidad,
sino sólo días o semanas.
Los viajes son  siempre perfectos a su lado,
los conciertos se escuchan,
las catedrales se visitan
los paisajes se contemplan.

Y cuando siete montes y ríos
nos separan,
son montes y ríos
señalados en el mapa.

Suyo es el mérito
de poder yo vivir en tres dimensiones,
en un espacio no lírico  y no retórico,
frente a un horizonte movedizo y, por tanto, real.

Ignoran
cuánto me entregan sus manos vacías.

"Nada les debo",
diría el amor
acerca de tan discutible cuestión.

Wislawa Szymborska
Polonia
Kórnik, 2 de julio de 1923
Cracovia, 1 de febrero de 2012

Nobel 1996

4 comentarios:

Carmen Troncoso dijo...

Sus versos tienen la urgencia de la verdad, un abrazo del alma,

maria del carmen nazer dijo...

Verdad pura. Versos que pisan la tierra y viven la vida. "Agradecimiento" Hermoso y cierto.
Besos de luz.

José Manuel dijo...

Hermosos versos entre la realidad y los sentimientos de la ausencia.

Besos

Maria Rosa Giovanazzi dijo...

Reina: gracias por este regalo. Una poeta magnifica, mi ignorancia la desconocía, por eso nuevamente; ¡gracias!

Mariarosa