21 mayo 2013

Salvador Espriu, Los jacintos

Sentir tan sólo, conocer de cada cosa
el nombre sencillo, el simple nombre, caricia
cual la de abril sobre las nuevas hojas,
mientras la luz de lluvia de la tarde
se aleja poco a poco con los jacintos.
Claro momento de la flor, reflejada,
muy escondida, última
belleza de unas flores en mis ojos.
Después, por el aire, apenas
frágil recuerdo, más allá del intenso verde
de la hierba que moja esta lluvia lenta.

Salvador Espriu
España
Santa Coloma de Farnés, 10 de julio de 1913
Barcelona, 22 de febrero de 1985
Photobucket
Versión de  José Batlló

3 comentarios:

José Manuel dijo...

La sencillez plena de belleza.

Besos

maria del carmen nazer dijo...

Un poema tan bello, tan delicado !
Besos entrelazados a un ramo de jacintos azules. :)
¡BUEN MARTES ...!!!

Conchita dijo...

QUE SENCILLEZ DE POEMA Y A LA VEZ ¡ QUE DELICADO , UN BESO PARA TI TRINI Y TE DESEO UNA BUENA MADRUGADA...
BESOS CONCHITA ,