28 agosto 2015

Emily Dickinson, No es el morir lo que nos duele...

No es el morir lo que nos duele,
porque el dolor está en la vida,
y es muy distinta de esa muerte
que nos aguarda en la otra orilla.

Las aves marchan hacia el sur
si aquí el estío se termina,
y las que quedan, como hacemos
nosotros, es que están heridas.

Ante las puertas del granjero,
restos de pan y amor mendigan...
hasta que al fin las alimente
la blanca nieve compasiva.

Emily Dickinson
Estados Unidos
Amherst, Massachusetts ,10 de diciembre de 1830/ 15 de mayo de 1886
Photobucket

4 comentarios:

Lujan Fraix dijo...

Bellísimo poema.
Un beso Trini.

José Manuel dijo...

Una maravilla de poema.

Besos

Marisa dijo...

Una preciosidad!

Un abrazo Trini

RECOMENZAR dijo...

intensidad
magia tienen tus palabras
es bueno leerlas en una mañana en calma