08 febrero 2018

Beatriz Vallejos, Teje

Sólo existen tus manos,
la hebra que trae, a cadencia,
el murmullo de un dialecto lejano.
Más allá del mar.
Al pie la mecedora
con la muñeca de ojos fijos
viajo conmigo en tu ovillo.
Yo que soy una flor
en tus laderos de esmeralda
entiendo, mirándote,
el lenguaje de la bruma. 
Beatriz Vallejos
Argentina
Santa Fe, 1922
Rosario, 2007

No hay comentarios: