14 mayo 2009

Gioconda Belli, Esta nostalgia


Este sueño que vivo,
esta nostalgia con nombre y apellido,
este huracán encerrado tambaleando mis huesos,
lamentando su paso por mi sangre...
No puedo abandonar el tiempo y sus rincones,
el valle de mis días
está lleno de sombras innombrables,
voy a la soledad como alma en pena,
desacatada de todas las razones,
heroína de batallas perdidas,
de cántaros sin agua.
Me hundo en el cuerpo,
me desangro en las venas,
me bato contra el viento,
contra la piel que untada está a la mía.
Qué haré con mi castillo de fantasmas,
las estrellas fugaces que me cercan
mientras el sol deslumbra
y no puedo mirar más que su disco
-redondo y amarillo-
la estela de su oro lamiéndome las manos,
surcándome las noches,
desviviéndome,
haciéndome desastres...
Me entregaré a los huracanes
para pasar de lejos por esa luz ardiendo.
Estoy muriéndome de frío.

Gioconda Belli
Nicaragua
Managua, 9 de diciembre de 1948

3 comentarios:

elena clásica dijo...

Querida Trini:
La Belli, una de mis poetisas favoritas, de las más audaces. Se siente su dolor profundo como a quien lo alejan de la luz. Es muy poema maravilloso y temible a la vez, pues así descubre la desolación de la pérdia.
Estoy muy contenta de haber encontrado tan bellísima blog, recibe un cariñoso saludo.

MAR dijo...

Me entregaré a los huracanes
para pasar de lejos por esa luz ardiendo.
Estoy muriéndome de frío.
TRISTE PERO PRECIOSO POEMA.
Un abrazo grande para ti.
mar

carmensabes dijo...

Grandísimo poema, sensibilidad extrema la de Gioconda, que nos consuela el alma cuando tenemos este frío mudo..