03 mayo 2009

Manuel Altolaguirre, Recuerdo de un olvido


Se agrandaban las puertas. Yo gigante,
con el recuerdo de mi olvido dentro,
atravesaba las estancias,
golpeando las paredes sordas.

¡Qué collar interior en mi garganta
de palabras en germen, de lamentos
que no podían salir, que se estorbaban
en su gran muchedumbre!

¡Cuánto tiempo de olvido incomprensible!
Siempre ella en su ventana.
Su ventana entre dos nubes
-una y ella- siempre.

Y yo distante, agigantado, loco,
con el recuerdo de mi olvido dentro,
pesándome en el alma su naufragio,
agarrándose, hundiéndome,
en un espeso mar de cielos grises.

Manuel Altolaguirre
España
Málaga, 29 de junio de 1905/

Burgos, 26 de julio de 1959

3 comentarios:

Goathemala dijo...

Para mí uno de los grandes del pasado siglo. No entiendo la razón por la que es tan desconocido Altolaguirre.

Dos abrazos.

Poetiza dijo...

Hermosas letras que no habia leido, un gusto conocerlas aqui, te dejo un beso, cuidate.

RECOMENZAR dijo...

Me ha gustado tu blog diferentemente unico beso