22 julio 2009

José Ángel Valente, Materia, Memoria III


El encuentro fugaz de los amantes
en las furtivas camas del atardecer
y ya el adiós como de antes casi
de empezar el amor
y el jadeante amor
bebiendo entre tus ingles
el vientre azul de tu primer desnudo,
tus párpados
y el súbito
pulso roto de un tiempo inmemorial
largando amarras hacia adentro del tiempo.

Tú decías será de noche, amor.
Y ya caía
la luz,
mas era igual, como era igual
igual a igual
y nunca a siempre, jamás a todavía
en la sola estación
solar
de tu mirada.

José Ángel Valente
España
Orense, 25 de abril de 1929
 Ginebra, Suiza,18 de julio de 2000

1 comentario:

anamorgana dijo...

Precioso poema. Cada vez me gusta más y gracias a ti.
Un abrazo
anamorgana