20 octubre 2009

Antonio Machado, Otoño


El cárdeno otoño
no tiene leyendas
para mí. Los salmos
de las frondas muertas,
jamás he escuchado,
que el viento se lleva.
Yo no sé los salmos
de las hojas secas,
sino el sueño verde
de la amarga tierra.

Antonio Machado
España
Sevilla, 26 de julio de 1875/
Colliure, Francia 22 de febrero de 1939

3 comentarios:

elena clásica dijo...

Siempre la vida de la tierra, sea otoñal o sea la esperanza hacia la luz de la primavera.
Antonio Machado siempre en la vida, siempre en el camino. Cómo nos estremece siempre esa voz suya, única y valiente.
Precioso poema, muy apropiado para estos comienzos, que nuestro otoño esté lleno de poemas como éste.
Un beso, querida Trini.

muchacha en la ventana dijo...

En estas fechas otoñales, cuando caen las hojitas, no hay mejor compañero que un poema como este de Machado.

un abrazo

anamorgana dijo...

Muy apropiado, me gusta. Siempre tan acertada.
Besos
anamorgana