03 junio 2010

César Vallejo, Heces


Esta tarde llueve, como nunca; y no
tengo ganas de vivir, corazón.

Esta tarde es dulce. Por qué no ha de ser?
Viste de gracia y pena; viste de mujer.

Esta tarde en Lima llueve. Y yo recuerdo
las cavernas crueles de mi ingratitud;
mi bloque de hielo sobre su amapola,
más fuerte que su "No seas así!"

Mis violentas flores negras; y la bárbara
y enorme pedrada; y el trecho glacial.
Y pondrá el silencio de su dignidad
con óleos quemantes el punto final.

Por eso esta tarde, como nunca, voy
con este búho, con este corazón.

Y otras pasan; y viéndome tan triste,
toman un poquito de ti
en la abrupta arruga de mi hondo dolor.

Esta tarde llueve, llueve mucho. ¡Y no
tengo ganas de vivir, corazón!
César Vallejo
Perú
Santiago de Chuco 16 de marzo de 1892/ 
Paris 15 de abril de 1938

3 comentarios:

Chesana dijo...

Qué bonito!. Hay veces que llueve... y no hay forma de que pare...

Abrazo fuerte.

anamorgana dijo...

Precioso!Triste pero, me gusta.
Besos

Laura Caro dijo...

Por lo menos se siente arrepentido.
Ése es el primer paso.
Saludos.