21 septiembre 2011

Manuel Altolaguirre, Vete

Mi sueño no tiene sitio
para que vivas. No hay sitio.
Todo es sueño. Te hundirías.
Vete a vivir a otra parte,
tú que estás viva. Si fueran
como hierro o como piedra
mis pensamientos, te quedarías.
Pero son fuego y son nubes,
lo que era el mundo al principio
cuando nadie en él vivía.
No puedes vivir. No hay sitio.
Mis sueños te quemarían.

Manuel Altolaguirre
España
Málaga, 29 de junio de 1905/

Burgos, 26 de julio de 1959
Photobucket

3 comentarios:

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

Pues si no hay sitio es mejor buscarse otro lugar.

Un placer leer los versos de este autor aunque sean tristes.

elena clásica dijo...

Cuán terrible puede llegar a ser la soledad, cuando uno está rodeado de gente pero el interior no admite ningún espacio compartido. Las nubes, los sueños son difíciles de mostrar a otro, aunque este ame tales quimeras. Yo creo que cuando se ama y se pretende empezar a ser paisaje de otras nubes, ya has entrado ahí, ya eres, ya has quebrado las barreras.
Parece que Altolaguirre quería que alguien le rebatiera aun con más fuerza.

¡Qué hermoso!

Un beso, Trini. Muchas gracias por tus siempre dulces palabras.

fgiucich dijo...

Sueños de amor que queman el alma. Abrazos.