31 marzo 2012

Ana Istarú, Algún día

Algún día
algún misterioso día húmedo
me volcaré en mí misma para siempre,
y no podrá nadie llamarme
por mi nombre,
porque seré un encierro de paz,
único y eterno.
Algún día húmedo,
con el sello infinito de dos palabras:
no volveré.
Y la vida abierta y dolorosa
bajará rodando por las gradas.

Ana Istarú
Costa Rica
San José, 3 de febrero de 1960

4 comentarios:

MUCHITA dijo...

Fuertisimo poema.

Besos mil.

José Manuel dijo...

No hay marcha atras en la fuerza de estos versos.
Precisamente hace pocos día estuve leyendo a esta autora, y tenía pensado subir algo de ella a mi blog.

Besos

Tesa dijo...

Qué bello e intenso es este poema, Trini, no conocía a esta poeta. Voy a seguirle la pista.

Gracias por compartir y mostrarnos los mejores versos.

Un beso,

Anónimo dijo...

Qué "poema" más cursi