23 noviembre 2015

Marilyn Bobes "Donde se cuenta hasta que apareciste"

Por delicadeza,
permití que los pájaros helados
calentaran sus picos en mi lumbre,
horadaran los leños de la noche
e hirieran con sus cantos mi silencio.
Ellos mancharon con sus plumas
mis sábanas y picoteando sobre la pureza
me volvieron ceniza,
por delicadeza.
Por delicadeza,
consentí ser la amante de los héroes.
Alimenté mentiras y carencias
en hoteles de paso;
amordacé mi corazón de niña
y fui mujer fatal
para que nunca parecieran culpables.
Ellos se fueron
con mis mejores máscaras
y sus esposas, muertas de tristeza,
me dieron mala fama,
por delicadeza.
Por delicadeza,
pude resucitar en mis papeles
aquellos pájaros helados.
A mis tristes y efímeros amantes
con sus tibias y frívolas esposas
los transformé en metáforas.
Esparcí mis cenizas.
Hice versos
sólo para conjurar mi mala fama.
Y hoy que no creo en la delicadeza
te me apareces tú
que eres más que la delicadeza.
Estoy enferma de delicadeza
y no perderé mi vida por delicadeza
conmigo misma.
Por delicadeza.

Marilyn Bobes
Cuba
Photobucket

2 comentarios:

Mª Jesús Muñoz dijo...

Impresionante poema, una entrega sin límites dando vida por doquier...Pero, cuando aparece el amor duda y trata de protegerse...Mi gratitud y mi abrazo por estos buenos autores y poemas, Trini.
M.Jesús

Volarela dijo...

Muchas gracias por esta recopilación tuya de buenos poetas. Es una mina a la que acudo de vez en cuando, para disfrutar, inspirarme, aprender y quedarme con esa "paz" poética.

Un abrazo