27 enero 2013

Meira Delmar, Nueva Presencia

Venías de tan lejos como de algún recuerdo.

Nada dijiste. Nada. Me miraste los ojos.
Y algo en mí, sin olvido, te fue reconociendo.

Desde una azul distancia me caminó las venas
una antigua memoria de palabras y besos,

y del fondo de un vago país entre la niebla
retornaron canciones oídas en el sueño.

Mi corazón, temblando, te llamó por tu nombre.
Tú dijiste mi nombre... Y se detuvo el tiempo.

La tarde reclinaba su frente pensativa
en las trémulas manos de los lirios abiertos,

y a través de las nubes los pájaros errantes
abrían sobre el campo la página del vuelo.

Con los hombros cargados de frutas y palomas
interminablemente pasaba el mismo viento,

y en el instante claro de los bronces mi alma,
llena de ángelus, era como un sitio en el cielo.

Una vez, antes, antes, yo te había perdido.
En la noche de estrellas, o en el alba de un verso.

Una vez. No sé dónde... Y el amor fue, tan sólo,
encontrarte de nuevo

Meira Delmar
 Colombia

Barranquilla,21 de abril de 1922/ 18 de marzo de 2009
Photobucket

3 comentarios:

maria del carmen nazer dijo...

Hola TRINI !! A mí me emociona el despliegue de recursos literarios bellísimos que inventas. Me encantó ! Tu poema es una beldad. ¡Mis felicitaciones !
"y a través de las nubes los pájaros errantes abrían sobre el campo la página del vuelo "Qué finura ...! besos de luz.

TriniReina dijo...

Hola María del Carmen.
Verás, este poema no es mío, sino de Meira Delmar, una gran poeta colombiana. Ojalá yo pudiese escribir tan bien y bello como ella.

José Manuel dijo...

Reencontrarse através de los instantes.

Besos