28 octubre 2013

Vicente Gallego, Generación esponánea

Este día nublado invita al odio,
predispone a estar triste sin motivo,
a insistir por capricho en el dolor.
Y sin embargo el viento, y esta lluvia,
suenan hoy en mi alma de una forma
que a mí mismo me asombra, y hallo paz
en las cosas que ayer me perturbaban,
y hasta el negro del cielo me parece
un hermoso color.

Cuando no soportamos la tristeza,
a menudo nos salva una alegría
que nace de sí misma sin motivo,
y esa dicha es tan rara, y es tan pura,
como la flor que crece sobre el agua:
sin raíz ni cuidados que atenúen
nuestro limpio estupor.

Vicente Gallego
España
Valencia, 1963

6 comentarios:

carmensabes dijo...

Qué bonito Trini, cuando nace esa alegría sin motivo hay que aprovecharla al máximo.
Profundo poema, gracias por traerlo.

maria del carmen nazer dijo...

Qué precioso poema TRINI y qué inteligente. ¡Me encantó !
Besos del alma.
¡LINDO INICIO DE SEMANA !:)

Evanir dijo...

Desejo a você uma semana de paz e realizaçãoes
semeia amor e carinho no decorrer dessa semana
verá a diferença em sua vida.
È agradavel sermos benevolente com nossa familia
amigos afinal somos todos irmãos.
Podemos escolher entre o bem e o mal
tudo depende de nós.
Eu já deixai tantas mensagens semeando amor
por onde passei nem por isso recebi de todos
os frutos das sementes que plantei.
Uns leram guardaram no fundo do coração
por outros passei despercebida.
Uma certeza eu tenho não passei
despercebida aos olhos de quem
tem amizade verdadeira e muito menos
passei despercebida aos olhos do Pai.
Podemos escolher o que semear ,
mas somos obrigados a colher
aquilo que semeamos.
Plantemos amor colheremos fatalmente
a sonhada felicidade.
Uma abençoada semana de me suas mãos me ajuda a caminhar
o resto é o nada diante de Deus.
Paz e luz , Evanir.

Ès preciso demais.

José Manuel dijo...

Gracias por compartir tan hermoso poema donde la alegría sabe vencer a la tristeza.

Besos

**kadannek** dijo...

Me gustó este texto, desconocía a su autor. En lo personal debo decir con mucha convicción que prácticamente adoro los días nublados. Sé que se presta como excusa para ponerse tristones, pero la hermosura del día no sólo depende de qué tan soleado esté. Va en uno mismo encontrar ese regocijo y esa paz de la que habla el autor.

pd: Por qué lleva 2 meses sin salir de casa? se encuentra bien?

Ángeles dijo...

¡Qué maravilla de poema, todo aquello que un día nos hiere, puede tornarse en una bendición en otro momento!

Profundo poema para meditar y continuar por los senderos de la vida con esperanzas.

Un abrazo con cariño.