04 enero 2014

Claudia Lars, de "Cartas escritas cuando crece la noche"


VI

Si todo fuera distinto
Yo no tendría un largo viaje en los ojos
Y en esta soledad
Versos y versos...
Si todo fuera distinto
Yo sería a tu lado una dicha completa
Y la mitad de tu alma.

Claudia Lars
San Salvador 
Photobucket

5 comentarios:

maria del carmen nazer dijo...

Me mata de amor ! Una belleza !
Besos del alma.
¡Feliz día !:)

José Manuel dijo...

Versos de nostalgia, hermosamente bello.

Besos

carmensabes dijo...

Si todo fuera distinto Claudia Lars no hubiese escrito así de bonito...

Besicos Trini.

klio Croissant dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
klio Croissant dijo...


VIII

El tiempo...¿Qué es el tiempo?...
Para mí no ha pasado
desde aquellas noches de lunas amarillas,
cuando me llevabas a las reuniones de los sábados...

Me sentí joven al leer tus poemas
y me dio vergüenza experimentar esa delicia.
Con un gajo de sueños juveniles
caí en profundo sueño.

Hoy me burlo del tiempo
y hasta le hago cosquillas
en las barbas.
Así, medio jugando,
voy a meterlo por un mes
en el armario.

IX

Toda una vida lejos de ti.
Toda una vida...

¿Por qué?... ¿Quieres decirlo?...
Hubiera sido tan hermoso
mirar la misma estrella
desde nuestra ventana.

X

Hay muchos años entre mi amor
y tu ausencia.
Con ellos puedo escribir
una historia larga.

Hay mil cosas que quisiera decirte
dulcemente...
¿Pero cómo expresar lo inefable?

XI

Tal vez nunca contestes mis cartas.
Ya nada espero ni pido nada.
A estas horas sería ridículo preguntar al cartero
si me trae un sobre que brilla
como pequeño astro.

XII

No sé a quién contarle
que regresaste de repente,
con tu lenguaje extraordinario
y con todo lo que sabe
de la eternidad.

Confiaré a un joven puro mi secreto,
para que él lo celebre viviendo.
Sería triste que nadie conociera
mis llamaradas y mi sal.

XIII

Si el príncipe Siddharta apareciera ahora
cerca de mí, muy cerca,
creo que me diría suavemente:
"Rompe ese lazo dulce.
¿Acaso no conoces lo que enseñé?"

Pero la ley del Samsara es fiel y exacta:
el nudo no podrá deshacerse
hasta que tú y yo alcancemos juntos,
la más definitiva palpitación
del encuentro.
Crece la noche...crece...
y el Pensativo de Rostro Inmutable
cuenta con sus ojos
mi verdadera edad.

XIV

Cuando todo se cumpla
-en otra vida, porque aquí ya es muy tarde-
conoceré mejor el poder de los recuerdos
y viviré en tu casa.

XV

"Y ahora un "hasta siempre"...un "te agradezco"...
Descubrí mi esperanza.
Aquí se anuncia la mañana con un ángel
Y con una semillita de antigüedad."

querida Claudia Lars
http://letras-uruguay.espaciolatino.com/puentes/claudia_lars.htm