03 febrero 2014

Alain Bosquet, Fechorías del verbo

Tengo el recuerdo
De un recuerdo
Donde todo era rostro de rocío
Sol íntimo entre los dedos
Río puesto de rodillas
Para recibir una caricia.
Tengo el recuerdo
De un recuerdo
Donde eras precisa y pura
Y ahora es el poema
Quien te invita al suicidio
Porque según respiro
Te invento y te invento y te invento
Y nos pierdes a los dos
Por reinventarte.

 Alain Bosquet
Ucrania
Odesa, Ucrania, 28 de marzo de 1919/

París, Francia, 8 de marzo de 1998
Photobucket

7 comentarios:

maria del carmen nazer dijo...

Hermoso pero fuerte ..eh...?
Me encantó.
¡FELIZ LUNES ! BESOS.

José Manuel dijo...

Renacer recuerdos como un invento de la mente nostálgica.

Besos

carmensabes dijo...

¡¡¡Qué bonito!!

Abrazos

tecla dijo...

Y qué podremos hacer entonces si no nos reinventamos.
Dulce poema tan tierno y exquisito.

Narci M. Ventanas dijo...

De tanto reinventarse, los recuerdos acaban por ser una ficción que nos va alejando de la realidad hasta perderla.

Precioso poema.

Besos

Maria Rosa Giovanazzi dijo...

Gran poeta y que bien escribe.
Gracias.


mariarosa

Rey muerto dijo...

Que grande inventar y reinventar.
¡ Si, si, me ha gustado mucho este poeta!