10 febrero 2014

José Ángel Valente, Latitud

No quiero más que estar sobre tu cuerpo
como lagarto al sol los días de tristeza.

Se disuelve en el aire el llanto roto,
al pie de las estatuas
recupera la hiedra
y tu mano me busca
por la piel de tu vientre
donde duermo extendido.

El pensamiento melancólico
se tiende, cuerpo, a tus orillas,
bajo el temblor del párpado, el delgado
fluir de las arterias,
la duración nocturna del latido,
la luminosa latitud del vientre,
a tu costado, cuerpo, a tus orillas,
como animal que vuelve a sus orígenes.

José Ángel Valente
España
Orense, 25 de abril de 1929

 Ginebra, Suiza,18 de julio de 2000
Photobucket

7 comentarios:

Boris Estebitan dijo...

Lindo poema el que compartes, genial descubrir tu blog, saludos cordiales.

maria del carmen nazer dijo...

Precioso ! Los dos primeros versos me han vuelta loca de gozo.
Besos del alma.
FELIZ DIA !!

Narci M. Ventanas dijo...

Bellísimo ese lagarto primigenio, ese instinto innato que nos hace buscar la luz y el calor del astro rey y del cuerpo deseado para instalarnos en él y gozar su esencia.

Besos

José Manuel dijo...

Hermosamente bello este recorrido.

Besos

jordim dijo...

Un bonito poema.

Mª Jesús Muñoz dijo...

Precioso...ese latir primegenio, que busca el vientre de madre y amada...Precioso, Trini...El hombre no deja de ser niño,cerca del cuerpo de una mujer...Gracias por dejarnos a este gran poeta.
Mi felicitación y mi abrazo inmenso.
M.Jesús

Conchita dijo...

QUE BONITO POEMA TRINI...
¿ QUE TAL ESTAS PASANDO EL AÑO QUE LLEVAMOS DE 2014 ? PIENSO QUE COMO TODO EL MUNDO , CADA PERSONA CON SU VIDA Y SUS COSAS...
TE DESEO UNAS MUY FELICES MADRUGADAS
CONCHITA