30 diciembre 2014

Amalia Bautista, Hilos de seda

Pensaron que era la paciente esposa 
de un héroe
La que espera noche y día
tejiendo y destejiendo
La que ignora que nunca vuelve 
el mismo que ha partido
Y solo soy una maldita araña
Siempre creí que solo las palabras
salían de mi boca, y que eran ellas
las que lograban aplazar mi muerte.
Hoy sé que de mi boca sale un hilo,
transparente y tenaz como un insomio,
que te ha atado a mi vida para siempre 
Llevo casi mil noches fabulando,
me duele la cabeza, tengo seca
la lengua y agotados los recursos 
y la imaginación. Y ni siquiera
sé si me salvaré con mis mentiras.

Amalia Bautista
España
Madrid, 1962
Photobucket

2 comentarios:

José Manuel dijo...

El hilo que puede llegar a romperse.

Feliz año 2014 y un pronta recuperación.

Besos

kasioles dijo...

Te he encontrado de casualidad.
Pero he de decirte que me ha encantado tu poema.
Hilos de esperanza que entrelazamos con sueños,son los que nos mantienen aún vivas y con ilusión para seguir caminando.
Ha sido un placer visitarte.
Te dejo un abrazo con mis cariños.
kasioles