17 mayo 2016

Ana Atalaya, Encuentro

Eses como culebras
serpentean indelebles
sobre el papel mojado.
Llueve.
En el banco de afuera,
la afonía de un pájaro
que no quiere volar.
Eses cada vez más grandes
silban rápidas una canción de otoño.
El jilguero, ahora a lo lejos,
se adueña de mis retinas,
y se pierde, y me pierdo...

Ana Atalaya
España

No hay comentarios: