19 febrero 2018

Catalina González Restrepo, Inventario

Esta casa
que tantas noches albergó millones de almas,
tu amor por las cosas inservibles,
mi terquedad por conservar lo podrido,
ya ni puede ser habitada por mi hastío.

Cambio los objetos de lugar
para nunca encontrarlos,
compro otra marca de jabón y crema de dientes
para que no quede ningún olor, ningún rastro.
Abro las cortinas en noches sin luna,
los insectos podrían traer luz a esta casa. 
Catalina González Restrepo
Colombia
Medellín,1976

1 comentario:

RECOMENZAR dijo...

que triste pero
que bonito