18 junio 2009

Manuel Altolaguirre, Fin de un amor


No sé si es que cumplió ya su destino,
si alcanzó perfección o si acabado
este amor a su límite ha llegado
sin dar un paso más en su camino.

Aún le miro subir, de donde vino,
a la alta cumbre donde ha terminado
su penosa ascensión. Tal ha quedado
estático un amor tan peregrino.

No me resigno a dar la despedida
a tal altivo y firme sentimiento
que tanto impulso y luz diera a mi vida.

No es su culminación lo que lamento,
su culminar no causa la partida,
la causará, tal vez, su acabamiento.

Manuel Altolaguirre
España
Málaga, 29 de junio de 1905/
Burgos, 26 de julio de 1959

5 comentarios:

anamorgana dijo...

Gracias por darme a conocer un poco de un poeta que solo conocía de nombre.
Besos
anamorgana

Rosario dijo...

Tan solo lo conocia de nombre, me ha gustadolo que nos enseñas de el, te felicito buena selección
Un besito Rosario

elena clásica dijo...

Un grandísimo poeta, cuánto te agradezo que propongas las poesías de autores del 27 no excesivamente renombrados. Qué viva Altolaguirre, que es maravilloso, lleno de pasión y de luz.
Un poema hermoso, lleno de sentimiento y dolor, pero enamorado...
¡Besitos, reina!

Tesa dijo...

Conocí al poeta por estos versos, que me chiflan:


Era mi dolor tan alto,
que la puerta de la casa
de donde salí llorando
me llegaba a la cintura.

¡Qué pequeños resultaban
los hombres que iban conmigo!
Crecí como una alta llama
de tela blanca y cabellos.

Era mi dolor tan alto,
que miraba al otro mundo
por encima del ocaso.

¿No son una pasada?


Qué no caiga en el olvido.

Besos, Trini

MAR dijo...

QUE FUERTE!
Besos para ti con todo mi cariño.
mar