14 junio 2013

Blas de Otero, En el principio

Si he perdido la vida, el tiempo, todo
lo que tiré, como un anillo, al agua,
si he perdido la voz en la maleza,
me queda la palabra.

Si he sufrido la sed, el hambre, todo
lo que era mío y resultó ser nada,
si he segado las sombras en silencio,
me queda la palabra.

Si abrí los labios para ver el rostro
puro y terrible de mi patria,
si abrí los labios hasta desgarrármelos,
me queda la palabra.

 Blas de Otero
España
Bilbao, 15 de marzo de 1916

Majadahonda, 29 de junio de 1979

3 comentarios:

José Manuel dijo...

La primera vez lo escuché cantado por Paco Ibáñez, y me gustó tanto que fuí corriendo a la biblioteca a buscarlo.
Tanto éste como toda la obra de Blas de Otero, me encanta.

Besos

maria del carmen nazer dijo...

¡Cuánta verdad en boca de un gran escritor. Siempre me queda la palabra.
Una belleza !!
Besos :)

Maruja dijo...

Amiga Trini. ¡¡¡Genial sin palabras. Un beso grande.