27 mayo 2016

Soledad Sánchez Mulas"Confidencias" [Como una amapola de la Plath]

Debes contarme el alma sin marchitar el pétalo.
Lágrimas incendiadas para salar la nieve
que adormece tu boca.
En mis dedos, silencio.
En tus ojos,
las sombras que se inclinan sobre tu claridad
para apagarte el nombre.
Ardes bajo las aguas de este invierno,
pequeña luz
vibrante y desangrada,
descolorida ninfa.
Cuánto te quiero ahora
que no puedes bañarte con los ángeles,
ni recorrer el prado,
ni llenarme.
Tierna y pequeña en medio del desastre.
Toda la oscuridad para nosotras
mientras nos visten heladas amapolas.

Soledad Sánchez Mulas 
España
Photobucket

2 comentarios:

marisa dijo...

Bellas confidencias.

Besos

maría del rosario Alessandrini dijo...

Bellas letras poetisa.
Besos de luz.