10 septiembre 2009

Eloy Sánchez Rosillo, El fulgor del relámpago

Hay cosas que la vida te da cuando ya apenas
podías esperarlas, y su luz
maravillosa, elemental, purísima,
te hace feliz de pronto. Y desgraciado,
pues comprendes que no te corresponde
ese milagro ahora y que no debes
a ciegas entregarte a lo que era
propio tal vez de otro momento tuyo,
de un momento anterior, cuando tenías
fuerzas para ser libre.
Mas déjate llevar, y vive esa hermosura
con coraje, sin miedo. A qué pensar
en lo que te conviene. Es muy fugaz la dicha.
No la desprecies. Tómala. Y apura
el fulgor del relámpago.
Después,
tiempo tendrás para seguir muriéndote.

Eloy Sánchez Rosillo
España
Murcia, 24 de junio de 1948

5 comentarios:

anamorgana dijo...

Me gusta y entiendo que habla de la realidad (mi realidad).
Quizás por eso lo he sentido cercano.
Como siempre gracias.
Besos
anamorgana

carmensabes dijo...

Me ha resultado divino este poeta, al cual, no conocía.
Versos que tienen tanta razón como estilo y lírica preciosa.

Un abrazo Trini!!

Chesana dijo...

Tienes la facultad de llevarnos a quienes no sabemos, por vericuetos que desconocíamos. Siempre que entro aquí termino descubriendo lo que no sabía y a quien no conocía. Y eso siempre es bueno, porque el aprender denota que estamos vivos.

Meret ® dijo...

Me ha encantado el poema...pura realidad....
Tambien me ha encantado tu página, un trabajo muy laborioso y con buen gusto.
¡Mis felicitaciones!

Besos, Triniá.

elena clásica dijo...

Saludable recomendación llevada a cabo con tal belleza y sensibilidad. Apuremos, pues, esos momentos de luz mágica, sin más.
Un besazo, Trini.