27 noviembre 2010

Carlos Bousoño, Pero cómo decírtelo si eres...

Pero cómo decírtelo si eres
tan leve y silenciosa
como una flor. Cómo te lo diré
cuando eres agua,
cuando eres fuente, manantial, sonrisa,
espiga, viento,
cuando eres aire, amor.

Cómo te lo diré,
a ti, joven relámpago,
temprana luz, aurora,
que has de morirte un día
como quien no es así.

Tu forma eterna,
como la luz y el mar, exige acaso
la majestad durable
de la materia. Hermosa
como la permanencia del océano
frente al atardecer, es más efímera
tu carne que una flor. Pero si eres
comparable a la luz, eres la luz,
la luz que hablase,
que dijese "te quiero",
que durmiese en mis brazos,
y que tuviese sed, ojos, cansancio
y una infinita gana
de llorar, cuando miras
en el jardín las rosas
nacer, una vez más.

Carlos Bousoño
España
Photobucket

7 comentarios:

carmensabes dijo...

"que has de morirte un día
como quien no es así.·

Me encandila esta frase y todo el poema es maravilloso.

Gracias querida Trini.

Algaire dijo...

Un poema bello de principio a fin que proporciona unos momentos agradables al leerlo.
Buen día

Clo dijo...

no importa el cómo se lo diga, sino que se lo diga...

gaviota dijo...

morir en silencio arropada en palabras al viento besitos gaviota

lluviaenelsilenciodelanoche dijo...

Lo mas bello en poema me da emociones hermosas..

gracias por compartir tu poesia que me llena de una infinita necesidad de leer mas.

besitos dulces.

María Jesús Verdú dijo...

Preciosa y delicada poesía de este excelente autor

medianoche dijo...

Una maravilla, una perla en el jardín de la poesía.

Besos